¿Cuál es la diferencia entre un microchip y un localizador GPS?

Un microchip puede utilizarse para identificar al dueño de una mascota cuando un perro o gato es encontrado y llevado a un veterinario. Un localizador GPS rastrea la ubicación de su mascota en tiempo real, permitiéndole saber siempre dónde se encuentra su mascota y encontrarla inmediatamente en caso de que se escape, evitando que se pierda.

La mayoría de los microchips son del tamaño de un grano de arroz, por lo que pueden ser implantados debajo de la piel. Un localizador GPS es poco más grande con 30 gramos, ya que contiene batería, antena GPS, módulo GSM, etc. los cuales son necesarios para rastrear a su mascota. Puede engancharse fácilmente al collar de su mascota.

Leer más sobre las diferencias entre microchips y localizadores GPS en el blog Tractive.

Regístrate para la Tractive Newsletter

Nunca compartiremos su dirección de correo electrónico y podrá optar por salir en cualquier momento, lo prometemos.